Situado en la ribera izquierda del río Júcar. La superficie del término es completamente llana. El Júcar sirve de límite por el S y SE. El clima es mediterráneo; los vientos más frecuente son llevant y ponent; el primero es el que ocasiona las lluvias, generalmente, en primavera y otoño.
Todos los cultivos se dan en régimen de regadío. Se riega con aguas del Júcar a través de la Acequia Real del Júcar. Los cultivos más importantes son los cítricos, trigo, arroz y hortalizas.
El pueblo está situado en la margen izquierda del río Júcar. La parroquia tiene por titular la Inmaculada Concepción. Celebra sus fiestas patronales a la Purísima Concepción, San Roque, San Antonio y Cristo de la Salud, la segunda decena de agosto.

Alquería musulmana que fue donada a Gorgeri de Calatayud en 1244. En 1459 pasó a manos de Luis de Castellví, al hijo del cual, Pedro, se le concedió en 1473 el título de barón. En 1609 quedó despoblada como consecuencia de la expulsión de los moriscos. En 1615 pasó a los Pertussa y es vinculada como baronia, en 1620, por el barón de Benidoleig. Posteriormente ha pertenecido a los Escals, Falcó y a los Rodríguez de la Encina. Según Cavanilles, en 1795 producía arroz, seda, trigo y maíz. Tenía un embarcadero sobre el río Júcar, del que aún queda la calle con este nombre (Calle del Embarcadero). La navegación fluvial se descontinuó con el desarrollo de otras vía s de comunicación en los siglos XIX y, sobre todo, en el siglo XX.

Iglesia Parroquial
Dedicada a la Inmaculada Concepción.